Imagen de limpieza de la shisha

Guía para mantener la higiene de tu shisha.

Si estás leyendo esto es porque ya has usado tu shisha al menos una vez y deseas saber cuál es la mejor forma de eliminar la suciedad de todos sus recovecos. En cachimbaworld.com estás en buenas manos y te indicamos la mejor forma de mantener limpia tu cachimba en estos sencillos pasos:

  1. En primer lugar debes desmontar la cachimba. Vamos a dar por hecho que sabes hacerlo porque entendemos que ya la has preparado al menos una vez. Si no es el caso, tienes un artículo sobre cómo preparar una cachimba en esta web.
  2. En segundo lugar, procederemos a limpiar cada parte con agua tibia y el cepillo especial para cachimbas. Más abajo os dejaremos las imágenes de los mejores productos para limpieza de shishas. Es aconsejable limpiar la cachimba inmediatamente después de cada sesión para evitar que determinados aromas se queden impregnados indefinidamente en sus conductos.
  3. Para concretar el punto anterior, con cada parte me refiero a: limpiar sobre todo la cazoleta con esponja-fregón evitando que queden restos de melaza y de carbón vegetal, el mástil con el cepillo de pelo circular y la base con un cepillo con la superficie estilo mopa y a ser posible flexible. En cuanto al producto de limpieza con el que mezclar el agua tibia dependería de la superficie de la cachimba. Si tu cachimba es de acero inoxidable con limpiarla con agua tibia es suficiente. Si no es el caso sería posible añadir un poco de jabón de manos o quita-grasas. Existe un producto jabonoso especial para la limpieza de la cachimba pero no es imprescindible.
  4. Hay que limpiar el interior de la manguera. Este punto es olvidado muy a menudo. Para ello debemos echar agua tibia desde la boquilla. En este caso a diferencia del punto anterior es IMPORTANTE que no utilicemos los productos dichos anteriormente: ni jabón ni quita-grasas. Sólo usaremos agua tibia o bien, en este caso sí, un producto especial para cachimba.
  5. Hay que poner especial atención en las gomas de los adaptadores que unen las piezas de la cachimba. Son habitualmente uno de los puntos donde más se suele acumular la suciedad.
  6. Finalmente debemos secar cada una de las partes de la cachimba que previamente hemos lavado. Esto también es muy importante porque si no la secamos correctamente los restos de agua nos podrían dejar restos y manchas de cal y otras sustancias no saludables.

Como ves se trata de un proceso sencillo y que se puede realizar en a penas unos minutos. ¿Da pereza? sí, es posible. Pero es necesario, así que no seas vaguete y limpia tu cachimba anda. Es la mejor forma de prolongar su vida útil y utilizarla de forma saludable.

Los mejores productos de limpieza para tu shisha.

[product_category category=”limpieza” columns=”3″]